De entrada no tenemos agua potable, para que vean nuestro drama.
Nuestra carta a los Reyes Magos para que el municipio de Manacor tenga lo que se merece y pagan sus residentes haber si cuela y sus majestades hacen el milagro
Aunque sus majestades no se lo crean el agua depurada en vez de emplearla para la agricultura, ganadería, jardines, salida de agua para bomberos y emergencias, la tiramos al torrente.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 03/12/2017 - 03:55:00
Sabemos que otras grandes ciudades y municipios también tienen necesidades, pero nosotros tenemos una deuda histórica con el Gobierno de más de 250 millones de euros y nos han tomado por tontos.

Como cada año le mandamos nuestra particular carta a los Reyes Magos, en la creencia que existen los milagros. Desde el municipio de Manacor donde residen más de 43.000 vecinos/as, todos ellos repartidos con 30.000 en la ciudad (capital del Llevant), 8.000 en Porto Cristo, 2.000 en S'Illot y Cala Morlanda, 1.000 en Son Macià, 2.000 en Cala Mandía y Calas de Mallorca (Cala Anguila, Murada, Magrana, Romántica).

Estimados Reyes Magos, nos dirigimos a sus majestades porque en el municipio de Manacor necesitamos de todo. No es que vayamos descalzos por las calles y que nuestras casas no tengan tejado y que hayan cerrado los supermercados, ni mucho menos que no circulen coches por las calles y que los comercios estén de liquidación por cierre. Tampoco sería justo que no supiesen que en Manacor hay muchos vecinos que se desprenden de cosas que les sobra y hacen solidaridad muy importante.

Pero es injusto que no exista un comedor social o algo parecido, que llevemos años con la pescadería municipal cerrada o que no tengamos un Palacio de Justicia, de Congresos.

No es eso sus majestades, lo que pasa que cada año los vecinos de Manacor pagan entorno a los 30 millones de euros en impuestos y tasas para tener una calidad de vida como el resto de municipios capitales de comarca, ese dinero solo al Ayuntamiento. Luego pagan entorno a 50 millones de euros en otros compromisos con los equilibrios económicos de la Comunidad Autónoma y el Estado. Son 80 kilos cada año de manera directa y sin anestesia. Al margen de otros pagos más particulares y puntuales. De entrada no tenemos agua potable, para que vean nuestro drama.

En otros sitios iguales como nosotros tienen un Hospital Comarcal con todos los servicios, se amplía cuando va quedando pequeño y se hacen obras necesarias cuando no hay edificios que soportan el crecimiento y la mayor implantación de usuarios. También cuentan con un PAC para dar cobertura las 24 horas a otras demandas sanitarias menores, pero no menos importantes. En cada municipio donde se paga ese dineral no van a la escuela en barracones y les hacen edificios con personalidad propia. En Manacor y sus núcleos carecemos de un Casal para Jóvenes, ese futuro que viene. No tenemos un Mercamanacor y cada día nuestros agricultores llevan todo a Palma de madrugada y nuestros productos vuelven al día siguiente por donde fueron.

Aunque sus majestades no se lo crean el agua depurada en vez de emplearla para la agricultura, ganadería, jardines, salida de agua para bomberos y emergencias, la tiramos al torrente. No hay un Polideportivo profesional para nuestro deporte de élite. La zona antigua e histórica se nos muere. En vez de rotondas terminadas tenemos cachivaches de plástico en su lugar. Los parques de ciudad nos los ponen a varios kilómetros como el de Son Fangos, en el campo. Carecemos de estacionamientos para nuestros vehículos. Sabemos que otras grandes ciudades y municipios también tienen necesidades, pero nosotros tenemos una deuda histórica con el Gobierno de más de 250 millones de euros y nos han tomado por tontos, nunca invierten al ritmo que pagamos.

Lo más sencillo como es una estación de autobuses, carecemos de ella. También nos faltan muchas cosas para nuestra alma, espíritu y sentimientos, aquí estamos en paños menores. No queremos hacerles llorar. Preferimos hablarles a sus majestades de nuestros proyectos, inversiones y todo lo que nos falta palpable y con inspiración de Santo Tomás. Las ilusiones las dejamos para los niños, esos angelitos que nunca deberían crecer. Pero es injusto que no exista un comedor social o algo parecido, que llevemos años con la pescadería municipal cerrada o que no tengamos un Palacio de Justicia, de Congresos o cualquier detalle que nos destaque como capital de comarca que somos. Esa es nuestra carta, sus majestades ya saben donde está Manacor, allí vive el mejor deportista de nuestro territorio más cercano y nuestro continente y hasta del mundo y sus rincones más impensables. 

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado


1
1
frans
como que 'haber si cuela'? ay si te suspendo